Verrugas o “mezquinos” en la piel advierten presencia del virus del papiloma humano

Aunque la creencia popular atribuye la aparición de mezquinos en la piel a periodos de estrés o “nervios”, la dermatóloga Columba Julieta Navarro Romero dijo que la causa es una variante del virus del papiloma humano.
La especialista del Hospital General Regional (HGR) 180 del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Jalisco, indicó que es cierto que en algunas personas las lesiones coinciden con fases emocionalmente complejas.
Añadió que esto se debe a una baja de defensas que vulnera, además de otros órganos, a la piel frente a infecciones, pero cuando un paciente manifiesta mezquinos, es porque cohabita con el microorganismo.
 “Sucede que cuando estamos bajo un periodo de estrés, llámese ansiedad, depresión, lo que sea, nuestro sistema inmunológico se modifica, existen mecanismos neuroinmunoendocrinológicos que hacen que las defensas bajen, eso es algo bien demostrado y conocido”, dijo.
Sin embargo, aclaró que el problema aparece en aquellas personas predispuestas, que tienen vulnerabilidad de agresión a su piel y están expuestas al virus, “digamos que en dicha situación tendríamos todos los factores que favorecen los mezquinos”.
Las lesiones pueden aparecer a cualquier edad, pero son más frecuentes en niños por el tipo de actividades que realizan, por ejemplo jugar en el piso o tocar objetos contaminados, continuó.
El virus, explicó, se encuentra en el medio ambiente y puede transmitirse de objeto a persona o de persona a persona.
“Si los niños tienen alguna raspadura o cortadura, alguna pérdida de continuidad en la piel por cualquier motivo, puede estar en contacto directo con el virus, que, quiero aclarar, no tiene nada que ver con el causante de infección labial o genital, este es diferente.
De un niño a otro o entre adultos, si saludo a una persona que tenga el virus en sus manos y yo tengo una herida, así lo puedo adquirir o inclusive si toco un objeto contaminado”, detalló.
Recomendó a la población cuidar la piel de lesiones y procurar la higiene en los menores de edad, a fin de prevenir el contagio. En caso de presentar mezquinos, lo mejor es acudir al médico, para que valore si la infección puede propagarse a otras partes del cuerpo. En ese caso será necesaria la atención de un médico especialista.
(530)