Tras sufrir alucinaciones, joven se arrancó los ojos

El pasado 6 de febrero, mientras sufría una alucinación inducida por metanfetaminas, Kaylee Muthart, una joven de 20 años, se arrancó sus ojos con las manos en calles de Anderson, Carolina del Sur, cerca de una iglesia.
Katy Tompkins, la madre de la joven, relató que en su delirio, su hija rechazó la ayuda de transeúntes que intentaron detenerla.
La joven fue inmovilizada por un equipo de emergencias para colocarla en una camilla y trasladarla a la unidad de traumatismo en Greenville Memorial Hospital, donde médicos limpiaron lo que quedaba dentro de las cuencas de sus ojos y así prevenir una infección.
Cuando la madre de Kaylee llegó al hospital, los médicos le informaron que su hija estaba completamente ciega, de acuerdo con Daily Mail, citado por Televisa News.
Tomkins informó que su hija comenzó a tomar metanfetaminas, un estimulante ilegal que aumenta la cantidad de dopamina en el cerebro, unos seis meses antes del incidente.
Los médicos creen la alucinación de Kaylee se debe a la combinación de metanfetaminas con otro químico, por ello pensó que el mundo estaba “patas arriba” y escuchó voces que le dijeron que “sacara sus ojos”.
La joven permanece hospitalizada, mientras espera recibir prótesis de globos oculares y cuando sea dada de alta aprenderá a vivir sin vista.
En la página de GoFundMe, su madre comenzó a recaudar dinero para un perro guía.
(381)