La triste foto de San Valentín que hará temblar tu corazón

El día de San Valentín es una fecha en la que los enamorados celebran alegremente su amor, anunciándolo al mundo con manifestaciones de cariño publicas, regalos y celebrando juntos en puntos románticos de la ciudad. Sin embargo, este 14 de febrero, Chasidy Gwaltney de Texas, se encontró con una escena que conmovería su corazón de una manera profunda.
La mujer se encontraba en un restaurante de la ciudad de Corpus Christi, cuando de repente vio llegar a un señor de edad madura con una hermosa botella plateada en una bolsa transparente. A primera vista, parecía que el objeto era un regalo, pero el hombre llegó a su mesa para dos personas, se sentó, y ordenó una botella de vino, dos copas, y un platillo para el solo. Sin esperar a nadie, y colocando la bolsa frente a él, comenzó a comer por su cuenta.
Después de un rato, el hombre cubrió su rostro con una servilleta y comenzó a llorar de manera desconsolada. Sin importarle las personas a su alrededor, sin interesarle si hacía algún ruido o no, el anciano derramó sus lágrimas sin poder parar, dejando su dolor a manera de lagrimas plasmado en el pedazo de papel que tapaba sus ojos.

Fue entonces que Chasidy comprendió lo que sucedía: la hermosa botella plateada ornamentada era en realidad la urna que guardaba las cenizas de su esposa.
Aparentemente el amor por ella es tan grande que ha llevado sus cenizas a una cita de San Valentín para cenar juntos. Incluso le compró una copa de vino…
La mujer capturó en una imagen el melancólico momento, y lo compartió a través de su cuenta de Facebook, como un recordatorio de que realmente nunca sabemos cuanto tiempo tenemos en este mundo paa compartir con las personas que amamos, y no debemos de darlas por sentado. El hombre del restaurante ya no tiene al amor de su vida a su lado, y el día de hoy sufre por su ausencia en un día que compartían, siempre juntos.
La publicación se ha compartido más de 400 mil veces y rebasa el medio millón de “Me gusta”.
“Por favor ama a tu pareja mientras tienes la oportunidad ¡Nunca sabes que traerá o quitará el mañana!” Concluyó en una reflexión la testigo de evento. “¡Feliz día de San Valentín para todos!” se despidió alegremente al final.

(51)