Investigadores desarrollan “lunar artificial” para la detección temprana de cáncer

El sistema de alerta temprana comprende una red genética que los biotecnólogos integran en las células del cuerpo humano, que a su vez se insertan en un implante. Esta red de genes encapsulados se implanta debajo de la piel donde monitoriza constantemente el nivel de calcio en la sangre.
Tan pronto como el nivel de calcio excede un valor umbral particular durante un periodo de tiempo prolongado, se desencadena una cascada de señales que inicia la producción del pigmento bronceador del cuerpo melanina en las células genéticamente modificadas. La piel forma un lunar marrón que es visible a simple vista.
El lunar aparece mucho antes de que el cáncer se vuelva detectable a través del diagnóstico convencional.
“Las personas que porten el implante deberían ver a un médico para una evaluación posterior después de que aparezca el lunar”, explica Fussenegger. “No es razón para entrar en pánico; el lunar no significa que la persona probablemente muera pronto”, enfatiza el profesor de ETH. “Simplemente significa que se necesita aclararlo y, si es necesario, tratamiento”.
Los investigadores utilizaron el calcio como el indicador del desarrollo de los cuatro tipos de cáncer, ya que está regulado fuertemente en el cuerpo. Los huesos sirven como un amortiguador que puede equilibrar las diferencias de concentración. Sin embargo, cuando se detecta demasiado calcio en la sangre, esto puede servir como un signo de uno de los cuatro tipos de cáncer.
“Hoy en día, las personas generalmente acuden al médico solo cuando el tumor comienza a causar problemas. Desafortunadamente, en ese punto a menudo es demasiado tarde”, añade.
 
“Las células vivas encapsuladas duran alrededor de un año, según otros estudios. Después de eso, deben ser inactivadas y reemplazadas”, lamentó.
Fuente: Excelsior
(15)