Conoce los peligros de comer carne asada

En el norte de México, un fin de semana no es un fin de semana si no hay una carne asada.
En esos días casi sagrados, no falta la familia o amigos reunidos en torno a ese asador que desprende el adictivo olor de un buen corte de carne, luego de que ha tocado las rejillas que el carbón al rojo vivo ha dejado ardientes.
Pero aunque esta práctica parezca inofensiva y aunque se haya convertido en un símbolo de unidad, podría causarnos con el tiempo mucho daño.
Especialistas dicen que la carne no es mala, pero puede convertirse en un problema al momento de ponerla en un asador, pues el carbón desprende ciertos radicales que al llegar al estómago se convierten en sustancias cancerígenas.
La nutrióloga Myrna del Toro, quién es médico familiar en estudios de nutrición, dijo que la carne tiene derivados de amoniaco y esta sustancia es carcinógena y puede provocar cáncer de colon.
“Aquí en el norte somos carnívoros, no hay fin de semana que no sea de carnita asada con la familia, es cierto que los productos que están más ahumados te pueden predisponer, la dosis es el veneno, la cantidad y la calidad de lo que compres, si compramos carne que trae más grasa nos va a afectar más, yo recomiendo que la ingesta de carne roja sea dos veces por semana, pero aquí sino comes carne, es como si no hubieras comido”, dijo.
Se desconoce cuánto tiempo se tarda en digerirse la carne, pues depende del organismo de la persona y de la cantidad de carne que haya consumido.
Recomienda que se ingiera sólo un corte de carne y que este sea de acuerdo a la edad de la persona.
OTROS FACTORES DE RIESGO
Si uno escucha las palabras “carne asada”, de inmediato se nos vienen a la cabeza además de lo obvio, la cerveza y el cigarro, esto porque es común que en las reuniones, aparte de comer se ingieren en la mayoría de los casos bebidas alcohólicas para acompañar y para finalizar se fuma.
Esto lo resaltó Víctor Hugo Estrada, jefe de Enseñanza e Investigación del Hospital General y Cirujano Oncólogo, quien considera que la carne asada no es dañina por sí sola, sino que todo lo que se acostumbra hacer cuando se hace una nos puede llevar a ser propensos al cáncer.
Con información de El Mañana
(4035)