¿Cómo tratar de ser Google sin morir? El CEO de Red Hat te lo dice

<![CDATA[

En estos tiempos cambiantes, en el que cada día aparecen nuevas empresas que buscan modificar industrias establecidas hace cientos de años, lo peor que pueden hacer las compañías es establecer planes para tratar de sobrellevar la competencia y dejar de lado la innovación, de acuerdo con Jim Whitehurst, CEO del proveedor de soluciones open source Red Hat.

Whitehurst consideró durante su participación en el Mobile World Congress (MWC), uno de los eventos más importantes de la industria móvil, que actualmente es imposible planear de forma exacta qué pasará los próximos años en cada una de las industrias.

“Sabemos que existirá la red 5G o los coches autónomos pero no sabemos exactamente cuándo. Pero eso no significa que no podamos lidiar con ello”, explicó.

Lee: Red Hat quiere evenafelizar el código abierto en México

En este sentido, dijo que la eficiencia en el modelo de negocio de una empresa no representa que sea innovadora.

Whitehurst señaló que muchas empresas se han dado cuenta de lo esencial que es la innovación para seguir en el mercado, sin embargo refirió que el proceso de inyectar este elemento dentro de la organización suele ser difícil si no eres Google o Facebook.

“No necesitas tener la cultura de Google. Necesitas integrar esas capacidades de innovación a tu propia cultura”, refirió.

LA COMBINACIÓN PERFECTA DENTRO DE RED HAT

Whitehurst se unió a Red Hat en 2008, luego de desempeñarse como Chief Operating Officer de Delta.

Una de las primeras acciones que emprendió fue tratar de entender el modelo de Open Source o código abierto de la compañía y fue cuando comprendió la ventaja que tenía la empresa.

A diferencia de muchas de las compañías actuales, el código abierto le permite a Red Hat nutrirse de innovación que viene de fuera de la organización y que es empujada por nuevas corporaciones pero al mismo tiempo apoyarse de la innovación interna y de la de sus grandes aliados, entre los que destacan por ejemplo Google.

“Es la forma de conducir la eficiencia y la innovación en un mismo ambiente. La ventaja principal es que trabajamos con una nueva generación de empresas que empujan la innovación y por otro lado trabajamos con firmas grandes que tiene una ejecución excelente”, señaló.

Te puede interesar: Red Hat aspira a ser una empresa de 5,000 mdd

Para Red Hat, este modelo le ha funcionado bastante bien, tanto que ha llevado a multiplicar casi por seis sus ventas.

Cuando Whitehurst se unió a la corporación, los ingresos anuales de Red Hat eran de 500 millones de dólares. De acuerdo con las estimaciones entregadas al tercer cuarto, las ventas en el año fiscal que concluye a finales de febrero serán de casi 3,000 millones de dólares (2,906 mdd – 2,911 mdd).

“No detengas a las personas para innovar, identifícalas. Los exitosos en el siglo XXI serán los innovadores”, resaltó el ejecutivo.

]]>