Ciberseguridad, el hueco que debe taparse en la nube empresarial

<![CDATA[

Desde mediados de 2017, el incremento en vulnerabilidades que pueden poner en riesgo el software empresarial o la infraestructura con la que funciona la proveeduría de servicios vitales como agua o gas se ha visto en aumento.

Las amenazas no van solo dirigidas a intervenir los sistemas internos de las empresas si no también sistemas de nube, tanto privadas como públicas, por lo que tapar estos huecos en los sistemas ha empujado a algunos proveedores de estos servicios a incorporar monitoreo de tráfico y herramientas de ciberseguridad para manejo de sistemas en la nube.

Firmas como VMWare, Cisco o incluso proveedores de nube pública como Amazon Web Services o Microsoft Azure tienen su propia versión para afrontar esta problemática; ahora también la firma con base en San José, California, Nutanix, se suma a la carrera.

“Nutanix Flow completa la porción de soluciones de infraestructura. Proporciona networking, visibilidad del tráfico y servicios de microsegmentación que están construidos con capacidades de seguridad que administran el tráfico entre las aplicaciones que corren en la nube privada y las protege mejor de amenazas internas y externas. (…) Es como poner un firewall individual a cada aplicación”, dijo Smith en entrevista con Expansión durante la conferencia anual de la firma, Next 2018, en la ciudad de Nueva Orleans.

La adhesión de Flow a su portafolio de soluciones pone a la firma- que en 2017 buscaba competir de lleno con el negocio de nube pública de Amazon, Amazon Web Services- en un papel tanto de gestor de tráfico como de administrador de servicios. La suma de un servicio de incluya ciberseguridad en este sentido obedece al aumento de amenazas cibernéticas a nivel empresarial en los últimos años.

Lee también: La gran promesa de la nube industrial

Un reporte de Cisco advierte que 50% del tráfico global de aplicaciones empresariales estuvo encriptado en 2017; sin embargo, se registraron vulneraciones en el tráfico. En el proceso de actualización de los sistemas, la firma de ciberseguridad Symantec, también identificó una agudización en la intercepción del software para vulnerarlo.

“La implantación de malware en cadenas de suministro para infectar otros procesos legítimos de crecieron 200% en 2017”, señaló la firma.

Smith advierte que parte de sus procesos al incorporar, Flow, y otras de sus nuevas herramientas es apuntar a que la actualización del software se haga sin “tiempos fuera” y sin entorpecer los procesos de negocio de los clientes para no generar ambientes vulnerables par el negocio.

“Si no somos cuidadosos, mientras los actualizamos podemos romper la continuidad. Los clientes y no queremos eso, no debe haber aún tiempo de baja del sistema o un tiempo de trabajo en la noche”, dijo.

Añadir la herramienta de monitoreo de aplicaciones al sistema es producto de la compra de la startup de San Francisco, Netsil, hace un par de meses por Nutanix por un monto aproximado de 74 millones de dólares en acciones.

Recomendamos: Google Assitant es cada vez más humano

Futuro de nubes invisibles

Si bien con el lanzamiento de Flow, Smith advierte que la firma se está enfocando de mayor forma en ciberseguridad en la nube aclaró que no descuidarán su negocio clave de proveeduría de servicios de cómputo de la nube, y como estrategia a largo plazo, estima que en un futuro el manejo de bases de datos, aplicaciones y servicios en la nube espera que sea totalmente agnóstico.

“La idea es que podamos manejar cualquier tipo de ambiente desde un mismo sitio y esa es la visión estratégica e la compañía. (…) En mi escenario ideal las nubes van a ser transparentes y se podrá tener la libertad para operar cualquier aplicación de forma segura en cualquier ambiente”, dijo Smith.

]]>

Leave a Comment